SARTÉN DE HIERRO “DE BUYER”

Hace tiempo que me hice el firme propósito de ir haciéndome poco a poco con un arsenal de utensilios de cocina “profesionales” y  como este año tenemos “Black Friday” hasta en la sopa he aprovechado para empezar.

Soy fan de la web de CLAUDIA&JULIA y para los que queráis utensilios de cocina de calidad y un servicio excelente de entrega (tardaron un día y 0 gastos de envío) no os lo podéis perder.  Hasta el 30 de noviembre tenéis una sección especial de “BLACK FRIDAY” con descuentos muy interesantes.

Yo me he comprado una SARTÉN DE HIERRO “DE BUYER” FRENCH COLLECTION y estoy encantada, desde el packaging, que es una pasada, hasta la sartén, que nada más cogerla dan ganas de hacer unos huevos con patatas y chistorras. Es una como las de antes, y con unos simples cuidados, tengo la sensación de que podrán heredarla mis hijos.  Un punto más a tener en cuenta es que están hechas con hierro natural, sin productos químicos, lo que hace que la comida sea todavía más saludable.

De momento el tamaño que he cogido es el de 26 cm., pero mi idea es ir haciéndome poco a poco con varios tamaños e ir desechando las viejas.

 IMG_6871 IMG_6872

 

Alitas de pollo al horno

        image

Ultimamente hemos estado liados en casa, a mi chico mayor le han realizado una operación (leve) de la boca (ha salido estupendamente, por cierto…) y como va a estar unos días molesto  y a base de purés y cositas blandas, la cena anterior a la operación le hice una de sus comidas favoritas: alitas de pollo.

Siempre las había hecho fritas en sartén o freidora,  pero me daba mucha pereza porque en la sartén me dejaban la cocina hasta arriba de grasa, y en la freidora me parecía que tenían mucha grasa, hasta que probé a hacerlas en el horno, muy cómodas y dan la sensación de ser más light (aunque esto último  no sé si será un espejismo…). Me costó que quedaran crujientes pero el truco es meterlas en el horno con el grill y a mucha temperatura.

INGREDIENTES

  • 2kg. Alitas de pollo.
  • Harina de trigo.
  • Zumo 1/2 limón.
  • Sal y pimienta.
  • Aceite de oliva.
  • Hierbas provenzales (u otras al gusto…)

PREPARACIÓN

1- Partimos las alitas por la mitad y limpiamos de plumitas y piel sobrante, las echamos en una fuente, sazonamos con sal y pimienta y hierbas provenzales al gusto y rociamos con el zumo de limón. Dejamos reposar  unos 10/15 minutos.

image

2- Vamos precalentando el horno a 220 con el grill. Pincelamos las alitas con aceite de oliva y vamos pasándolas por harina, y se colocan en una fuente o bandeja.

  image

A mi me gustan echarle un chorlito de aceite por encima, para que queden más tostaditas.

3- Metemos en el horno en la altura más alta durante 15/20 min y las giramos para que se doren por el otro lado otros 15/20 min y listas!!. Como veis en la foto, esta vez probé a poner en la bandeja papel de horno, pero aunque ahorra mucho de limpiar, no os lo recomiendo porque al retener mas los jugos de las alitas, la piel quedó más “ñoña”.

Escalando en Madrid

Con este post quiero inaugurar nueva “sección”  en la que os iré contado los descubrimientos de lugares especiales que voy haciendo para el ocio de familia, niños y papás solos (que también lo necesitamos, de vez en cuando).

Este año, como ya sabéis, mi chico cumplía 9 años y la cosa se empieza a complicar para invitar a los amigos, ya que los socorridos parques de bolas ya no “molan” y tampoco quería el típico “Burguer King”, así que pensando nos acordamos que en el Centro Comercial Plenilunio hay un centro de escalada que se llama VERTICAL PARK, y decidimos invitar a los amigos a una mañana de sábado escalando.

Es un carpa enorme donde tienen tirolinas a diferentes niveles de altura, ya que admiten niños desde los 4 años, y rocódromos que llegan hasta los 7 metros de altura. Ni que decir tiene que la seguridad está muy cuidada, ya que a parte de ponerles casco y arnés de protección nada más entrar, van siempre con una cuerda guía, que hace imposible cualquier caída. De todas maneras, me fije y los monitores estaba muy atentos en todo momento, dispuestos a “socorrer” a cualquiera que se había quedado atascado en las alturas.

Los niños disfrutaron muchísimo y pasaron una mañana diferente, y lo mejor es que se puede contratar por horas, de tal manera que podes dejar a los peques “cansándose” mientras haces unas compras en el Centro Comercial o les esperas en la cafetería que tienen donde les puedes ver disfrutar. También organizan cumpleaños con merienda y demás, pero el precio se dispara al obligar a llevar un número mínimo de niños; así que nosotros les invitamos a un par de horas y luego bolsa de chuches de despedida y mucho más económico.

Os dejo un enlace a la web de centro por si necesitáis consultar más información y un video muy cortito donde mi chico se está tirando en una de las tirolinas (en una de las fáciles, que le grabé al principio… luego ya se envalentonó más! jeje ).

http://www.verticalpark.es

 

Tarta fácil de Nutella y Lacasitos

Hoy os traigo otra cosita que preparé para cumpleaños de mi chico mayor… La verdad es que no tenía mucho tiempo para hacer una tarta muy elaborada, así que me decidí por el bizcocho de mi abuela (que nunca falla) y chocolate en cantidades ingentes

El resultado fue bastante vistoso como veis en las fotos, y el cumpleañero quedó encantado. La idea de la decoración me la dieron las chicas de un grupo de thermomix que sigo en Facebook y yo fui metiendo alguna innovación para adaptarla a nuestro gusto..  Os dejo la receta y os aconsejo  que aprovechéis a probarla antes de Navidad y así los kilitos de más se disimulan con los del turrón y los polvorones, jijiji…

INGREDIENTES:

PARA EL BIZCOCHO:

  • 3 huevos
  • 1 yogur natural
  • 2 medidas del yogur de azúcar
  • 3 medidas de harina de trigo.
  • 1 medida de aceite (yo prefiero el de girasol, que le da un sabor más suave)
  • 1 sobre de levadura
  • Ralladura de limón (o naranja)

ALMIBAR:

  • 100gr agua
  • 100gr azúcar

PARA LA CREMA PASTELERA :

  • 3 huevos
  • 500gr de leche
  • 100gr de azúcar
  • 50gr de maizena
  • 1 cucharadita de azúcar vainillado

PARA LA DECURACIÓN:

  • 250gr de Nutella
  • Lacasitos
  • 11 Kit Kat

PREPARACIÓN:

1- Primero haremos el bizcocho para dejarlo enfriar y así cortarlo más fácilmente. Como es una receta de mi abuela, me gusta hacerlo a la manera tradicional, con la batidora, (aunque no habría ningún problema de hacerlo en la thermomix: echamos los ingredientes en el vaso y mezclamos velocidad 5-6 hasta que quede una masa homogénea). En mi caso, echo todos los ingredientes en un bol grande y a batirlos bien con la batidora. Luego se vuelcan en un molde redondo bien engrasado con mantequilla  (yo usé un desmoldable metálico) y lo metemos en el horno precalentado  a 180º, calor arriba y abajo, unos 35 minutos, más o menos, dependiendo del horno. Estará hecho cuando al pincharlo con una brocheta o un cuchillo, éste salga limpio

IMG_6308 IMG_6312

2- Mientras se enfría bien el bizcocho, vamos haciendo el almíbar y la crema pastelera. Para el almíbar echamos el agua en y el azúcar en aun cazo a fuego medio y lo dejamos hervir unos dos minutos hasta que el azúcar está disuelto, reservamos para que se enfríe un poco.

3- Para la crema pastelera he usado la receta básica que viene en el libro, porque sale estupenda: se echan todos los ingredientes en el vaso y se programó 7 minutos 90º velocidad 4, y una vez hecha se vuelca en un recipiente tapada con papel film, colocándolo en contacto con la crema para que no se cree costra al enfriarse.

IMG_6310 IMG_6311

4- Una vez frio el bizcocho, lo desmoldamos y lo abrimos por la mitad; a mi me queda bastante bien usando el cuchillo de cortar pan que tiene sierra y es largo. Para que no se nos manche el plato donde vamos a servirlo, coloqué unos trozos de papel de horno cortados a tiras, que luego se pueden retirar fácilmente,  y lo empapamos al gusto con el almíbar.  Después rellenamos con la crema pastelera.


IMG_6315

5- Y ya solo queda decorarla, derretimos unos segundos la Nutella en el microondas para que sea más fácil manipularla y la extendemos por la capa de arriba del bizcocho,; retiramos los papeles de horno, y vamos colocando las barritas de “Kit Kat” partidas de dos en dos para que sea más fácil colocarlas, las sujetamos con una lazo que nos gusta y echamos los “Lacasitos” para rematar.

IMG_6316    TARTA NUTELLA Y LACASITOS

 

 

Manos de zombie de caramelos

Antes de que se me pasara mucho la fecha de Halloween, quería contaros una idea que encontré navegando en el fabuloso mundo PINTEREST, que de tantos apuros nos saca a las mamis, para que mi hijo mayor (que cumplió 9 añazos el día 25 de octubre) llevara a clase algún regalito.

Este año, la profe ha sido más benevolente y no nos ha obligado a hacer manualidades especiales, y encima en la clase no tenemos alérgicos,  así que vi el cielo abierto a los socorridos caramelos. Pero no podía ser tan fácil, no sé como lo hago pero siempre acabo complicándome la vida y sin que nadie más que yo, me obligue, que ya tiene delito…

El caso es que como ahora Halloween ya se ha hecho una fiesta más a celebrar en todas partes, pensé en llevar unas manos de zombie de chucherías para que repartiera en clase. No os voy a mentir, hacer 27 manitas rellenas de chuches no fue precisamente estar en el paraíso (pero los ratoncitos Perez de goma eva de hace unos  años tampoco…), y tampoco ayudó que cogiera guantes de la talla L, que no había manera de llenar.. pero en fin, como podéis ver, el resultado no estuvo mal…

Esta idea también es buena si hacéis fiestas de disfraces o temáticas. Espero que os haya inspirado un poco y contadme vuestras ideas para llevar al cole, que el siguiente cumple me toca en febrero!

IMG_6336 IMG_6337

3, 2, 1… ¡despegamos!

Bueno, pues eso, que después de darle muchas vueltas, por fin me he animado a compartir con vosotros esas pequeñas cosas que voy descubriendo y que me ayudan a encontrar cada día ese trocito de paraíso, que con dos niños, el trabajo, la casa y el maridín, no siempre es fácil.

Empiezo con muchas ganas y con mucha ilusión, y os tengo que confesar que si me lo permitís, mas de una vez os usaré como  desahogo, que otra cosa no sé, pero quejica soy un rato