3, 2, 1… ¡despegamos!

Bueno, pues eso, que después de darle muchas vueltas, por fin me he animado a compartir con vosotros esas pequeñas cosas que voy descubriendo y que me ayudan a encontrar cada día ese trocito de paraíso, que con dos niños, el trabajo, la casa y el maridín, no siempre es fácil.

Empiezo con muchas ganas y con mucha ilusión, y os tengo que confesar que si me lo permitís, mas de una vez os usaré como  desahogo, que otra cosa no sé, pero quejica soy un rato

Un pensamiento en “3, 2, 1… ¡despegamos!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *