Todas las entradas de: syldavya

Lo prometido es deuda

Lo dicho, lo prometido es deuda y no quería dejar de enseñaros cómo quedaron  las pantuflas de punto de Quique, tal y como os prometía en el post en el que os expliqué el patrón.

Babuchas en construcción
La lana que he usado me encanta porque es muy suave y amorosa, pero creo que a la larga no va a ser la adecuada para unas pantuflas porque con el roce los pelillos se convertirán en pelotillas… así os aconsejo elegir una lana más fuerte.
Esta vez no las he decorado con botoncitos porque Zipi me ha dicho que las dejara así, que él ya es mayor para eso (el pavo preadolescente llama a su puerta , qué miedo…), y la verdad es que quedan incluso más rústicas, vamos que no descarto hacerme unas de un 41… jejeje
Ya me contaréis qué os ha parecido y si os animáis a probar!

Babuchas

 

Un #ViernesDandoLaNota muy especial

Este sábado tuve la suerte de poder asistir al concierto Por ellas que cada año organiza Cadena 100 y cuya plena recaudación está destinada a la  lucha contra el cancer de mama. Desde luego, es una lucha que nos atañe desgraciadamente a todos,  quien más o quién menos conoce alguna luchadora y no podemos permitirnos que luchen solas contra el bicho. Así que desde este rinconcito de la red voy aprovechar el #ViernesDandoLaNota que nos propone La Parejita de Golpe para mandar un poco de fuerza y un abrazo grande de oso a todas esas jabatas que luchan con uñas y dientes cada día contra este bicho desgraciado y al que van a ganar SEGURO!

Todos los años, Cadena 100 hace un himno del concierto con el que también colaboran con la Asociación Española contra el Cancer, ya que lo que se recauda con cada descarga va íntegro para esta lucha, así que ya sabéis a descargarla se ha dicho!

Pero desde luego, no puedo dejar de nombrar en un post así a uno de los cantantes que asistieron el sábado y que hicieron que el Palacio de los Deportes (sí, ya sé que ahora se llama Barclaysnosequé… pero es tan feo ese nombre no? que no me sale decirlo) se viniera abajo de emoción consiguiendo con esta canción que os dejo, sacarme alguna lagrimita, y  no es que sea una proeza porque soy de lagrima fácil, pero transmite tanta fuerza que si no se ponen los pelos de punta, hacéroslo mirar, eh? 😜


Pantuflas o patucos de punto DIY

Los que me seguís en Facebook o en Twitter sabéis que últimamente estoy enganchadísima al punto, y es que después de muchos intentos por parte de mi santa madre de enseñarme el noble arte de tejer, y de conseguir sólo que me diera más de una contractura, estoy consiguiendo hacer cositas que incluso puedo usar, todo un logro!.

Y el milagro de que mis muñones tejan algo ponible se lo debo a internet y en concreto a páginas web como Knittingpoint y We are knitters donde hay tutoriales magníficos para empezar de cero con el punto y que permiten ver el vídeo del paso a paso mil veces si es necesario para terminar de enterarte y coger la dinámica. Incluso tienen a la venta Kits para hacer diferentes prendas y divididos por nivel de dificultad que vienen perfectamente explicados y con todos los materiales necesarios, que es con lo que empecé yo porque aunque salen un poco carillos, ayudan mucho a practicar para terminar un prenda en concreto y no sólo por el mero hecho de tejer.

Una vez que he cogido un poquito de práctica con los puntos básicos y sobre todo, en la interpretación de los patrones que al principio tenía la sensación de estar leyendo hebreo antiguo, ya me he animado a practicar con prendas propuestas en diferentes blogs como Creativa Atelier o Soy Wolly; y es de este último de  donde os traigo el patrón para las pantuflas que le he hecho a mis Zipi y Zape para estar calentitos en casa este invierno.  Son facilísimas y si os ponéis en un par de tardes las tenéis listas. Otra ventaja es que las puedes hacer para todas las tallas de pie porque lo único que necesitas es medir al ancho (por el empeine) y el largo del pie.

Las que os enseño en las fotos son las de Zape porque me queda tunear un poco las de Zipi, pero prometo enseñároslas cuando las termine, que será en breve.

Voy a intentar contaros  un poco sobre todo qué materiales y cómo las he adaptado a la talla de pie, porque desde luego que os remito al blog de Soy Wolly que explica el paso a paso de maravilla, pinchando Aquí.

Para las pantuflas de Zape, que usa un 28 de pie, he usado unos de 50 gramos de Lana twist thick de Knittingpoint, agujas rectas de bambú del 8, aguja lanera y unos botones infantiles de colores para decorar.

Lo primero es hacer una muestra de punto con la lana y las agujas que vayamos a usar de 10×10 centímetros y así sabemos cuántos puntos y filas tendremos que tejer para conseguir la talla deseada. Una vez tengamos la muestra, medimos el pie: el ancho del pie a la altura del empeine que serán los puntos que tengamos que montar inicialmente en la aguja y el largo que será el número de vueltas que tenemos que alcanzar; es decir, con una regla de tres simple podemos obtener las medidas que necesitamos: si por ejemplo los 10 centímetros de la muestra son 20 puntos, para que sean 25 centímetros que tiene el empeine, necesitaremos X puntos, y lo mismo para calcular las vueltas: si 10 centímetros eran 30 vueltas, para sean 30 centímetros tendremos que dar X vueltas.

Una vez que tengamos claras las medidas de lo que tenemos que tejer, comenzamos teniéndo en cuenta que las dos últimas vueltas de la labor tenemos que reducir para hacer la forma de la pantufla, tal y como lo indica Wolly en el tutorial.

El único punto que usamos es el punto del derecho, que es el primero que se aprende, aunque sí os recomiendo a las que os inicies en el punto que antes miréis también el punto orilló que se usa en todas las labores (aunque no lo epecifique el patrón) y las técnicas de montar y cerrar puntos. No os agobiéis eh? Que si yo he podido hacer esto tan “cuqui”, cualquiera puede!

 Pantuflas II

Espero que os hayas gustado y que os miméis a practicar en casa y mandarme las fotos de vuestras creaciones, de verdad que es un hobbie que relaja muchísimo, no requiere grandes inversiones de dinero y al final se puede tener algo productivo, que mola mucho presumir de bufanda hecha por ti!

 

Viernes Dando La Nota: Vol. II

Pues tras el parón de estas semanas, nada mejor para arrancar otra vez con vosotros que un nuevo Volumen del carnaval de post de #ViernesDandoLaNota #VDLN propuesto por La Parejita de Golpe para que los bloggeros consigamos llenar el viernes de música y mostrar un poquito de cada uno de nosotros a los lectores.

ViernesDandoLaNota

Ya os avisé que soy muy moñas y muy comercial en mis gustos musicales, y la verdad es que tras unas semanas durillas lo que me pide el alma es un poco de ese buen rollo de los quince años y nada mejor que el gran Will Smith, nuestro Príncipe de Bel Air, para levantarnos del sofá y ponernos a mover el culo como si nadie nos estuviera mirando.

Este vídeo no es exactamente un vídeo musical, es una entrevista que le hicieron a Will Smith y su hijo en la BBC, pero no puedo dejar de ponéroslo… Así que subid el volumen y a rapear!


La solidaridad tiene premio

No quería dejar pasar la oportunidad  de enseñaros el premio tan maravilloso con el que fui agraciada (como mola esa palabra, me recuerda a la lotería de Navidad… Jejeje) por participar en la campaña propuesta por Madresfera a favor de Acción contra el hambre, y más concretamente en la iniciativa “Esto es la leche” propuesta por la gran mami-blogger Mama Bocaclancha, con la que consiguió recaudar 532 eurazos para el fomento a la lactancia y lucha contra la desnutrición infantil que Acción contra el Hambre lleva a cabo en diferentes países.

Sorteo Esto es la Leche

Como véis tres maravillas cortesía de Tutete.com : un dulce muñequito de peluche, un biberón anticólicos TWISTSHAKE y un preciosismo chupete que van a hacer las delicias del hijo de mi amiga Mary, porque desgraciadamente a mis enanos les llega tarde.

No se puede pedir más: además de la satisfacción de participar con un pequeñísimo granito de arena en un proyecto que ayudará miles de niños con el fomento de la lactancia materna en países en vías de desarrollo, me llevo un otro premio, que veré disfrutar a mi nuevo futuro sobri!.

Vivir en altas revoluciones, vivir junto al TDAH

Lo primero que me gustaría aclarar que este artículo está escrito desde mi experiencia como madre de un niño de casi diez años con TDAH diagnosticado, no desde ningún punto médico o científico.

Me ha costado mucho montar en mi cabeza qué quería transmitiros en este post, ya que desgraciadamente el TDAH todavía es una enfermedad no reconocida por una parte de la sociedad, y me he encontrado con opiniones del tipo: “eres una exagerada”, “todos los niños son movidos, son los padres que no tienen paciencia”, “lo que le hace falta al niño es mano dura” y otras lindezas.  Así que asumo que habrá personas que critiquen o banalicen lo que voy a contaros, pero quiero mostraros nuestra realidad, y quizá de esta manera podamos dar algunas pistas a esos padres que están en una situación parecida pero todavía no le han puesto nombre.

Desde que nació mi Quique (Zipi), yo noté que era un niño más demanandante de lo habitual, dormía muy poco y no paraba,  recuerdo que le tenía en brazos y constantemente pateaba y se movía, pero bueno, la verdad es que hay muchos niños que lo hacen igual y no significa para nada que tengan una hiperactividad,  así que que nadie se asuste.  Algo que siempre cuento es una nota que escribió su profesor de guardería en uno de los boletines de notas, que decía algo así como “es un niño muy cariñoso y sociable, aunque le cuesta mantenerse sentado y callado, no para… ¡Pero qué te voy a contar a ti…!” Jajajajaja.

Pero ya fue en la etapa escolar donde surgieron los problemas   las limitaciones. En Educación Infantil le costaba mucho seguir las dinámicas de clase, respetar el turno en los juegos y por supuesto, empezar a leer y escribir, para él fue todo un reto( pero lo conseguimos con mucho esfuerzo). En casa, era agotador, no lo voy a negar,  podía sacar en diez minutos los juguetes de toda la habitación y no se entretenía más de tres minutos con ninguno, por lo que había que estar inventando todo el rato… En la calle era muy difícil de controlar no quería ir de la mano de ninguna manera y echaba a correr sin hacer ningún caso a nadie, vamos, que era un peligro con patas, así que alargamos salir con el carrito todo lo que pudimos.

Y llegó Primaria, y fue ahí cuando desde el colegio nos orientaron de las limitaciones que tenía en clase,  animándonos a buscar ayuda para encontrar un diagnóstico médico, por lo que nos pusimos en marcha y lo primero fueron pruebas neurológicas y una primera batería de Test psicológicos a nosotros y a la profesora, y todo apuntaba al TDAH, y lo reconozco fue un mazazo, pero todavía me acuerdo de la frase de la psicóloga al ver mi cara de disgusto: “Tranquilos, el problema de estos niños es en el colegio, pero superado eso, son máquinas trabajando, son capaces de dar un 200% de sí mismos”. Así que había que buscar la solución y contactamos con una Asociación de Padres de Niños TDAH  (en nuestro caso, ANSHDA en Madrid, pero en la mayoría de las ciudades hay una), allí nos sentimos arropados, reconfortados, no explicaron todo lo que unos padres quieren saber cuando se enfrentan a un diagnóstico así, y nos ofrecieron las herramientas a nosotros, al colegio y a Zipi para poder superar todos los obstáculos que no fuéramos encontrando. Empezamos con el tratamiento farmacológico y la terapia psicológica, y los resultados llegaron muy pronto. Zipi el primer día que se tomó el tratamiento, salió de clase diciendo: “Mamá, he entendido todas las explicaciones que decía el profesor”, y ahí me di cuenta que estábamos en el camino correcto y que ciertamente tiene que ser muy frustrante estar en un sitio 6 horas al día enterándote de lo que ocurre solo en un 10%, ¿os imagináis què duro? Y más para un niño que no entiende  por qué si se esfuerza igual, o más, que el resto de sus compañeros, no hay resultados o por qué desconecta de la explicación del profesor al oír un ruido en el pasillo y se ha perdido qué deberes tenía que hacer para mañana, si él quiere atender y conseguir pasar un día sin que le recriminen su mal comportamiento.   De verdad, que tiene que ser frustrante.

Por todo esto, os animo a buscar ayuda, a no conformarnos con que vuestro hijo es el “cafre” de clase, el que no se calla o el mal educado,… Si les dais las herramientas que necesitan, van a conseguir convivir con su “YO” sin frustrarse, sin sentirse limitados, porque escalón a escalón se alcanza la cima, y se convertirán en personas plenas, felices, que al final es lo que queremos todos los padres, no?

Mi primer #ViernesDandoLaNota

Por fin, esta semana me he venido arriba  y me he animado a participar en el carnaval de post de #ViernesDandoLaNota #VDLN propuesto por La Parejita de Golpe  para que los bloggeros consigamos llenar el viernes de música y mostrar un poquito de cada uno de nosotros a los lectores.

ViernesDandoLaNota

Creo que desde que tengo uso de razón, recuerdo haber escuchado música, con lo que a lo largo de mi vida he conseguido que me vaya acompañando mi propia banda sonora. Y aquí llegan las confesiones: hola, me llamo Sara y me gusta la música “comercial”… Sí, sí, soy “popera” y “pastelera” a muerte y de las que escuchan con gusto Los40Principales o Cadena100, así que prepararos para pachangueo a tope!

Hoy creo que no podía haber un tema mejor que el que os traigo, sobre todo considerando que es el primer viernes después de las vacaciones para la mayoría y necesitamos una buena inyección de buen rollo… Hombres G y su “Voy a pasármelo bien”

Y después de oírlo, no me digáis que no os da un subidón?!!. ¿Y qué me decís del videoclip?? Es mortalmente ochentero .. En su época fui megafan de Hombres G,  y esas sí que éramos carpeteras!! David Summers es ídolo supremo del carpeterismo  ochentero!! Y reconozco que he ido a varios de los conciertos cuando regresaron en los 2000 y me siguen chiflando (confesión número 2…).

Bueno, puesta hasta aquí mi bautismo en #VDLN… Y próximamente más!!!

#El Tema de la Semana: Diferencias entre mi infancia y la de mis peques

Cuando leí el Tema de la Semana de Papás Blogueros  lo primero que se me vino a la cabeza fue que tuve la suerte de tener a mi madre siempre en casa; ella nos levantaba, nos llevaba al cole, nos esperaba a mediodía para pelear con nosotros con la comida, e igual a la hora de la merienda, nos ayudaba con los deberes y siempre estaba en la cena. Y eso era lo normal en mi época, porque las madres trabajaban en casa, y ¡qué trabajo!: 24 horas al día 365 días al año.

Ahora las cosas han cambiado, sí, la mujer ha salido al mercado laboral de manera normalizada, tenemos carreras profesionales que nos permiten realizarnos y crecer en la sociedad,  pero en mi opinión también hemos perdido (y nos estamos perdiendo) mucho porque desgraciadamente no se puede tener todo, ¡no se puede estar en misa y repicando!. Y aquí llegamos a la dichosa conciliación, y desgraciadamente en los tiempos que corren, los horarios y los trabajos no permiten estar con lo peques y poder llevar un sueldo digno a casa.  Habrá honrosas excepciones, pero con 7 meses dejé a mi niño pequeño para trabajar noches enteras, en las que no tenía su teti, ni a su madre, y aunque evidentemente no le pasó nada (ni a mí tampoco) hubiera renunciado a mucho para poder darle eso que necesitaba, pero nada, en mi familia tenemos la mala costumbre de comer a diario y no era posible.  Y así nos ha tocado a muchas… y se intenta compensar por tiempo de calidad, como se suele decir ahora, de hacer cosas para ellos y en familia,  cosas que en mi época no se hacían tanto; claro que salías con tus padres, pero ellos no se daban “barrigazos” para jugar al escondite o montar en bicicleta, para eso estaban los hermanos o los amigos, y no hacía falta porque ellos siempre estaban ahí y no hacía falta “compensar” nada.

No sé que será lo mejor, pero sí lo que prefiero: que mis chicos tuvieran a su madre siempre ahí como yo tuve a la mía.

ElTemaDeLaSemana

#ElTemaDeLaSemana es una iniciativa nacida de los @PapásBlogueros para toda la blogosfera. Queremos saber un poco más de ti, y que sepáis más de cada uno de nosotros. Por eso propondremos un tema semanal sobre el que reflexionar brevemente en nuestros respectivos blogs y compartiéndolo en este carrousel para llegar a todas y todos.

Visita al Museo del Ferrocarril de Madrid

Hoy Madrid se ha levantado nublado y con algo de fresquito y aunque no ha durado mucho, nos hemos decidido a buscar un plan alternativo a la piscina.  Ojeando posibles visitas a museos me he encontrado con el Museo del Ferrocarril y me ha parecido una idea perfecta porque es un sitio muy orientado a familias y donde no íbamos a tener que estar reteniendo a los niños de corretear constantemente, así que allá que hemos ido.

Seguir leyendo Visita al Museo del Ferrocarril de Madrid