Bye bye 2015

El día de Nochevieja siempre me ha parecido un día para hacer reflexiones sobre lo que dejamos atrás y sobre todo, de propósitos (casi todos buenos…) para el nuevo año.

En mi caso, en este año, el lado de la balanza de lo bueno está rebosar: en mi familia (y amigos, se sobrentiende que están incluidos porque en mi caso son parte de mi familia), gracias a Dios, la salud nos acompaña en la mayoría  y los momentos de risas y felicidad superan en mucho a los de pena; tengo dos hijos que crecen felices y un marido que es mi bastón principal para este camino de la vida, sería injusto tan sólo un atisbo de queja, porque como dice la canción de Manuel Carrasco: soy afortunada porque los mayores tesoros que tengo no los he comprado.

Y para el 2016, además de los clásicos propósitos de hacer dieta, ir más al gimnasio, tomarme la vida con más tranquilidad, estudiar un poquillo aunque sea… se une a mi lista, seguir con vosotros desde esta ventanita virtual y seguir aprendiendo de este mundo cada día un poquillo más..

Así que sólo me queda saludaros desde este lado del paraíso y desearos una gran noche donde la risa de la familia y amigos  sea vuestra banda sonora. Un abrazote:

SYLDAVYA

2 pensamientos en “Bye bye 2015”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *