Un día en Juvenalia

Bueno,  pues aquí andamos de vuelta otra vez, esta vez para traeros una idea de ocio para los más peques de la casa. Juvenalia es la feria del ocio infantil y juvenil que cada año organiza IFEMA MADRID por estas fechas, y digo cada año, porque yo la he disfrutado desde pequeña y lo recuerdo como un verdadero acontecimiento; mi madre y mis tías se armaban de valor, juntaban a 8 o 10 primos y nos llevaban a pasar la tarde, volvíamos con las caras pintadas, derrotados y cargados con un montón de chorraditas de publicidad que nos encantaban.

La edad ideal para ir, en mi opinión, está entre los 6 y los 12 años, pero también os digo que, aunque Nacho con sus 3 años no podía subirse/entrar  en muchos sitios, disfrutó de lo lindo.

Las entradas (a partir de un 1 año) cuestan a 9,50 euros, pero hay packs familiares por lo que 4 entradas, salen a 32 euros, con lo que nos ahorramos un pico. Nosotros las compramos por Internet, (en este Enlace )para evitar posibles colas en la entrada, aunque cuando llegamos no había especiales problemas en las taquillas. Respecto del aparcamiento, si tenéis suerte,  se puede aparcar por los alrededores, si no el IFEMA dispone mucha zona de parking, eso sí os recomiendo que si vais a pasar el día, paguéis la tarifa diaria que sale más económica (hay que pagarla nada más entrar en el parking, no al final, en cualquier máquina).

Este año hay tres pabellones, ósea que llevaros calzado y ropa cómoda, porque la paliza a andar es maja; para los peques, muy peques, el carrito no viene mal en determinados momentos, y siempre podéis dejarlo aparcado en un “parking” para carritos que hay en el pabellón 9.

Dentro hay stands relacionados con todo tipo de empresas con el ocio infantil, y para todas las edades, de hecho uno de ellos está dedicado a los bebés y tiene un montón de colchonetas distribuidas con juguetes para que se entretengan un rato. A mis hijos, lo que más les gusto sin dudarlo fueron los expositores relacionados con “emergencias”: bomberos, policías y protección civil. Los bomberos a parte de dar un mini-curso de cómo se debe actuar en caso de incendio, tiene una carpa donde simulan el humo de un incendio, un montón de camiones, desde el más antiguo al más moderno, una pared de escalada, e incluso pueden disfrazarse con el traje de faena, lo que volvió loco a mi Zipi, como véis en la foto. Con la policía se pueden subir a todo tipo de vehículos y tocar todas las sirenas y luces (para “alegría” de los que están allí trabajando), subir por una cuerda, ataviarse con el casco y el escudo de las Unidades de Intevención o saludar a los perros-policía.

Zipi bombero
Zipi bombero
Zipi policía
Zipi policía

También encontramos  stands donde pueden practicar golf, tenis, hacer un futbolín humano,  jugar a ser médicos o aprender seguridad vial para luego conducir unas bicicletas o unos karts. Y por supuesto, una zona dedicada a tecnología y videojuegos donde pueden probar un montón de consolas.

Para los más peques también hay varios castillos hinchables , uno de ellos con un tobogán altísimo, y en el que los padre nos podemos tirar con ellos; el costillo me ha prohibido colgar el vídeo que se tira con Zape, porque no sale especialmente favorecido…jejeje, pero os dejo el de Zipi, disfrutando de lo lindo.

Este año han incluido dentro de la feria un festival de los mundos de Peppa Pig y  Ben y Holly, pero la entrada se paga aparte y sinceramente yo creo que en un día no es viable ver todo.

Ah, y antes de terminar, que no se me olvide, mi recomendación es que os llevéis comida porque hay varias zonas de mesas para “picnic” perfectas para comerse un bocadillo, y os ahorráis las colas eternas para comer en el Burguer King o en el Telepizza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *